Publicidad
Publicidad
Síguenos:
Publicidad

La columna de Ernesto Contreras: La era del "Chaos"

En el UFC 225 Colby Covington respaldó sus palabras, y se alzó como el nuevo campeón interino welter de la UFC.

La columna de Ernesto Contreras: La era del "Chaos"
Publicidad

Por Ernesto Contreras D. @contrerasdelzo

29 de octubre del 2017, Colby Covington vence por decisión unánime al brasileño Demian Maia en Sao Paulo. Una vez finalizado el combate, y en la clásica entrevista en el octágono, "Chaos" se despachó una de las declaraciones más polémicas de los últimos años.

Consultado sobre sus sensaciones tras la victoria, el estadounidense espetó: "Brasil eres un basurero. Todos ustedes apestan malditos animales hediondos. Solo tengo una cosa que decir. Tyron Woodley voy por ti, si no respondes a la puerta la voy a noquear y tomaré lo que es mío".

Con esa desafiante declaración, Covington lograría dos cosas: El odio de todo Brasil y una oportunidad titular ante el brasileño Rafael Dos Anjos, con quien fue programado para pelear por el título interino welter en el UFC 225.

Pero las provocaciones de "Chaos" no pararon ahí. Videos con mujeres semidesnudas en su cuenta de instagram, más insultos contra el campeón welter Tyron Woodley y la promesa de llevar el cinturón al despacho de Donald Trump, fueron parte de la promoción de Covington rumbo a la pelea con Dos Anjos.

Incluso se dio el tiempo para "disculparse" por sus dichos en contra del público paulista, pero lo hizo en su estilo: "Me gustaría disculparme formalmente con cualquier inmundo animal a quien haya ofendido comparándolos con mis anfitriones en Sao Paulo", aseguró en sus redes sociales.

Luego de una intensa promoción camino a su pelea con Dos Anjos, faltaba saber si Colby podría respaldar todos sus dichos en el octágono más famoso del mundo. Y no defraudó.

El estadounidense dominó durante 25 minutos a su rival, mostrando una extraordinaria capacidad cardiovascular, una impecable lucha y un efectivo golpeo que sorprendió al mundo.

Covington cumpliría su promesa y gracias a una decisión unánime se alzó como el nuevo campeón interino de la división, ganándose el derecho de unificar el cinturón welter ante el monarca Tyron Woodley.

Con el cinturón en su poder, "Chaos" prometió finalizar al campeón antes del tercer round y volvió a arremeter contra la legitimidad del mismo.

Pero esta vez Woodley respondió con furia: "Nunca en mi vida sentí tantas ganas de golpear a alguien, de avergonzarlo delante de todo el mundo, de lastimarlo seriamente. Voy a tomar la vida de Covington. Después de esta pelea, no me dejarán combatir nunca más en la UFC. Eso es un hecho", amenazó el campeón.

Con esta guerra desatada solo resta saber la fecha en la cual estos dos colosos chocarán, en una de las peleas más personales que recuerde el deporte.

Publicidad
Publicidad

Publicar en su sitio